Puntos de Interes
  • 2010-06-08
  • turismo/ayuntamiento/portada/ayuntamiento.JPG
  • Casa Consistorial - Ayuntamiento

  • Casa Consistorial - Ayuntamiento

    El Ayuntamiento alcañizano, obra de comienzos del último tercio del siglo XVI, se alza formando ángulo con la Lonja, en la plaza de España. Su fachada principal, en piedra, consta de tres plantas

  • Plaza de España 1
    T. 978 87 05 65

  • DSC_9841
    DSC_9820
    DSC_9841
    SAM_0100
    bwd  Página 2/2  fwd
  • La casa consistorial de Alcañiz es uno de los más bellos ejemplos de arquitectura renacentista aragonesa. Se localiza en la plaza de España, formando ángulo con la lonja. Ambos edificios fueron declarados Conjunto de Interés Histórico-Artístico en 1931. Este edificio se concluyó en 1570, tras cinco años de obras. Todo parece indicar que se siguió un modelo italiano para su construcción, algo comprensible si tenemos en cuenta que en esos momentos Alcañiz vio nacer a humanistas de la talla de Juan Sobrarias, Pedro Ruiz de Moros, Bernardino Gómez Miedes, Juan Lorenzo Palmireno y Domingo Andrés.

    Este edificio presenta exentas la fachada principal que da a la plaza de España y la lateral izquierda que da a la calle D. Ángel Ruiz. En su parte posterior se ha adosado recientemente una construcción destinada a dependencias municipales y que suponen una ampliación de la casa consistorial. Su fachada principal es una magnífica obra manierista. Se realizó toda ella en piedra y se estructura en tres plantas. En la planta baja, en su parte central, se abre un gran vano en arco de medio punto flanqueado por columnas con capitel dórico que soportan el entablamento que lo separa del segundo cuerpo. A ambos lados de la puerta de acceso se abren dos grandes vanos adintelados. En la planta noble también se disponen tres vanos, si bien el central se cegó al añadirse el escudo de la ciudad en 1771. Las dos ventanas adinteladas y el gran escudo central están flanqueados por columnas similares a las del cuerpo inferior pero con capiteles jónicos. A su vez, estas ventanas sustentan otro gran entablamento sobre el que se apoyan tres frontones triangulares con piramidones en sus extremos. Se trata, pues, de una obra con una distribución clara y racional, estructurada en tres cuerpos horizontales y en tres calles verticales. En el tercer piso se desarrolla la típica galería aragonesa, aunque en este caso los arcos se apoyan sobre airosas columnas que le confieren mayor elegancia. Todo el conjunto está coronado por un gran alero de madera, con dos líneas de ménsulas, y decorado con ovas, acantos y casetones con motivos pinjantes.
    En cuanto a la fachada lateral, sus claras diferencias con la fachada principal han hecho pensar incluso en la posibilidad de que la realizase otro artífice. Se estructura en tres plantas, de las cuales las dos superiores se construyeron en ladrillo, lo que, unido a la decoración de bandas en esquinilla, ha hecho pensar en un artífice con una formación de raigambre mudéjar. Su galería superior es una sencilla sucesión de ventanas abiertas en arcos dobles de medio punto. Coronando esta fachada, como elemento unificador respecto a la fachada principal, se desarrolla un alero similar al de aquella fachada.

  • 41.050416156053664, -0.13245820999145508

Actuación subvencionada por:

Plan avanza

Actuación subvencionada por:

Gobierno de Aragón

Ayuntamiento de Alcañiz