There are no translations available.

alt

Cinco citas configuran el programa del Festival del Castillo de Alcañiz para este 2022, que recupera su actividad presencial y su escenario tradicional, el Anfiteatro del cerro Pui Pinos. Los cuatro primeros fines de semana del mes de julio, desde ya mismo, un cartel con amplia representación, música y teatro de nivel con el objetivo de dinamizar las noches veraniegas en otro ciclo amparado por la marca Cultura con Ñ. El Ayuntamiento de Alcañiz, a través de la Concejalía de Cultura, viene organizando desde hace casi tres décadas este Festival del Castillo de Alcañiz, una dilatada trayectoria que lo ha convertido en un referente cultural vertebrador y dinamizador no sólo de la ciudad, sino de todo el Bajo Aragón.

Abren y cierran el festival dos platos fuertes, dos espectáculos de talla nacional; el primero de ellos, la apertura este viernes 1 de julio, corre a cargo de Carles Sans, de Tricicle, con su ‘Por fin solo’. Y cierra el sábado 23 una comedia moderna con dos actores clásicos, Jorge Sanz y María Barranco, luchando por ‘El premio’. Entre medias, el humor como herramienta de expresión artística, el hilo sobre el que se teje este Festival del Castillo de Alcañiz que ha puesto ya en marcha su reserva de entradas, 12 euros para todos los espectáculos salvo el Festival Joven del 15 y 16 de julio, que serán 8 euros. “Hemos pasado dos años sin celebrar el festival por la pandemia”, recuerda el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alcañiz, Jorge Abril, “y queremos retomarlo con fuerza este año”.

“Como ciudad de teatro, y con músculo cultural, Alcañiz vuelve a apostar por traer a la ciudad y a la comarca producciones competitivas y atractivas, en una infraestructura de nivel como el Anfiteatro de Pui Pinos”, señala Abril, que enfatiza: “en Teruel se hace cultura, en el Bajo Aragón se hace cultura, y nosotros apostamos por la cultura, y por la dinamización económica que implica la cultura”. Se hace eco de la reflexión Vicentina Calvo, portavoz del Hotel Guadalope, patrocinador del evento, que destaca la importancia para el tejido empresarial de la zona la celebración de este tipo de eventos culturales, que fijan actividad “y nos generan reservas y trabajo”.

La propia configuración del festival ayuda a ello. Ocupa los cuatro primeros fines de semana del mes de julio, dejando espacio para el Aragón Sonoro en el último fin de semana de este mes que viene. “Supone un esfuerzo muy importante, después de dos años que no han sido fáciles, para recuperar el festival, llevarlo a su escenario y que no se pierda en el sueño de los justos” a un precio razonable, popular, para el perfil habitual de asistentes, “de la ciudad y de todo el Bajo Aragón histórico”, señala Jorge Abril. “Mantenemos el precio en taquilla”, para atraer a la mayor cantidad posible de asistentes, de ahí la importancia de la colaboración y la implicación tanto del Ayuntamiento como de los patrocinadores, el mencionado Hotel Guadalope así como la propia Comarca Bajo Aragón.

Su vicepresidente, José Manuel Insa, destaca la importancia de vertebrar todo el territorio del Bajo Aragón con citas como este festival Castillo de Alcañiz. “Es un lujo para la comarca, nos pone en el mapa cultural de Aragón y de España. Viene siendo tradicional colaborar dentro de nuestras posibilidades, pero con una apuesta firme y comprometida con el festival”. En total, alrededor de 40.000 euros sirven para sacar adelante este ciclo integrado en el Cultura con Ñ, que se completa con el Maestrissimo de Paganini para el sábado 9 de julio, así como las sesiones de Festival Joven, ‘Cuentos en papel’ para el 15 de julio, y los Primital Brothers para el día 16.

Premio Trovador para Carles Sans

Desde que inicia su andadura en 1993, el Festival Castillo de Alcañiz ha acogido importantes espectáculos de marcado carácter nacional e internacional. Hasta 2002 ocupa un espacio provisional junto al castillo, referente patrimonial de la ciudad del que toma su nombre. A partir de esta fecha, su localización se traslada al Anfiteatro de Pui Pinos, construido al aire libre en una de las laderas del cerro donde se ubica el castillo. Nace con la finalidad de especializarse en producciones de calidad tanto de teatro como de música y danza, y cada año se trabaja en traer una programación de carácter generalista pero manteniendo personalidad propia.

Aparte de la programación de los espectáculos, el festival incluye la concesión del Premio Trovador. Instituido en 1998, reconoce en cada edición la trayectoria y el trabajo de creadores destacados en las artes escénicas y musicales. El galardón que se otorga consiste en una escultura de cerámica inspirada en una de las pinturas murales del Castillo de Alcañiz, ‘El Trovador’, que simboliza la música y el teatro. Representa la figura de un músico subido a un árbol y formaba parte, junto con la ‘Rueda de la Fortuna’, del importante conjunto de pintura gótica mural del siglo XIV de la Torre del Homenaje de la fortaleza alcañizana. Diversos artistas han recibido este galardón, que este año será para Carles Sans, de Tricicle, quien precisamente da el pistoletazo de salida a esta edición 2022 del Festival del Castillo.

En marcha el Festival del Castillo de Alcañiz, que premiará a Carles Sans

Actuación subvencionada por:

Plan avanza

Actuación subvencionada por:

Gobierno de Aragón

Ayuntamiento de Alcañiz