Discurso de investidura de D. Juan Carlos Gracia Suso (11 de junio de 2011). "Suele decirse, y os aseguro que así lo siento hoy, que el mayor honor que puede tener un político es el de llegar a ser alcalde de su ciudad. El Partido Popular me dio la oportunidad de presentarme como candidato a la Alcaldía de Alcañiz y los alcañizanos me han otorgado la enorme responsabilidad de ser Alcalde. En el camino recorrido desde mi presentación hasta el día de hoy me han acompañado muchas personas y otras, por desgracia, se han quedado en el camino. Por eso en un día como hoy quería recordar a mi primo, a mi mejor amigo: Angus Thomson Gracia, una gran persona, que dejó su vida en servicio a todos los Aragoneses, que siempre ha estado a mi lado y que hoy estoy seguro que me sigues acompañando y que como tu bien me decías: primote tu vas a ser Alcalde.
Pero en el camino ha habido mas personas que me han ayudado a superar todo tipo de dificultades, por eso quiero dar las gracias a mis compañeros de partido, a mi equipo, a mis amigos; y de manera muy especial a mi familia, a mis primas, a mi tía, a mi hermano y a mis padres, gracias a todos por todo el apoyo recibido.
Gracias, Amor, por tu buena disposición para colaborar activamente en el traspaso de poderes.
Y gracias, cómo no, a todos los alcañizanos que han llenado las urnas de votos, fueran del color que fueran.
Con vuestros votos habéis decidido que Alcañiz debe ser gobernada por el Partido Popular, pero también soy consciente de que nuestras gentes quieren un mayor dialogo entre las diferentes fuerzas políticas y estoy convencido de que encontraremos espacios donde todos estemos de acuerdo por el bien de nuestra ciudad.
Añoro el Alcañiz de mi infancia, aquel que olía al café que se tostaba en la fábrica de mi abuelo Caminals -hombre que lo dio todo por esta ciudad, ejemplo de generosidad y lealtad a Alcañiz, y al cual aspiro a parecerme, aunque solo sea un poco-. Pero esa añoranza no me impide mirar adelante y pensar en lo único que ahora me mueve: el Alcañiz del futuro, aquel que está por construir, pero que ya está en marcha. En política no se está para mirar atrás, así que nos aplicaremos a la tarea de estar a la altura de los problemas que nos plantee el siglo XXI, algunos de ellos todavía desconocidos, pero que poco a poco irán saliendo a la luz para sorprendernos.
Somos conscientes de la situación de crisis económica actual, del desempleo, del cierre de empresas y de las dificultadas con las que se encuentran los jóvenes emprendedores. Sin embargo, hoy no quiero hablar de dificultades ni imprimir un tono pesimista, antes bien quiero transmitir un mensaje de tranquilidad. Nunca he dudado (y así me lo han transmitido) de la buena disposición de todos los concejales de esta corporación para arrimar el hombro y trabajar por Alcañiz –no podía ser de otra manera- Así lo hicieron ya los concejales salientes, a los que aprovecho para saludar y mostrarles todos mis respetos. Y quiero que conste, en este acto solemne, mi disposición para contar con todos, porque de todos es el problema y entre todos hemos de hallar las soluciones.
Queremos una ciudad con servicios de mejor calidad; con mayor proyección al exterior y dado el nivel de competencia entre los distintos pueblos y ciudades debemos mantener todos nosotros día a día un nivel máximo de unidad, ambición y exigencia. Alcañiz necesita un nuevo hospital y ese debe ser nuestro principal objetivo, para el cual pido la unidad de todas las fuerzas aquí representadas, pero también necesitamos mejores infraestructuras, como la A-68 y un mayor tejido industrial.
Queremos una ciudad limpia, bien iluminada, segura y con mejores servicios sociales, que sirva de modelo para otros pueblos y ciudades de la comarca y de Aragón. Y por eso en este día me gustaría terminar con este mensaje: cuidemos a nuestra ciudad y escuchemos a nuestros ciudadanos.
Muchas gracias."

Actuación subvencionada por:

Plan avanza

Actuación subvencionada por:

Gobierno de Aragón

Ayuntamiento de Alcañiz